9 de octubre de 2009

Trujillo: 500 metros en 16 semanas


"Trujillo es una ciudad pequeña, pero de casas grandes. Cuando se fundó la ciudad se hizo un pueblo firme, un pueblo para siempre (...) Nosotros, en este cajón sin tapa, vivimos una vida apacible, sosegada, que nos fuerza a ver hacia dentro..."
Mario Briceño Iragorry


Capital de un solo semáforo, en cuyas calles pueden cruzarse peatones, vehículos y mulas, Trujillo es un pequeño centro poblado de carácter rural, con cerca de cuarenta mil habitantes. Los avatares históricos de su fundación la hicieron acreedora del nombre de "Ciudad Portátil", debido a que fue mudada siete veces de lugar antes de instalarse donde hoy se alza con el nombre completo de Trujillo de Nuestra Señora de la Paz. Paradójicamente, es en su casco central donde Simón Bolívar, en junio de 1813, dicta lo que es conocido como el Decreto de Guerra a Muerte. Hoy, cuando se conmemora su 452 Aniversario, recordamos la experiencia de un grupo de nuestros estudiantes que dedicó 16 semanas ¡un semestre completo! a recorrerla y conocerla. ¡Feliz cumpleaños!

La fotografía es un collage de la propuesta "Puertas", de Ana María Vásquez.
El cuento del cuento ¿metacuento le llaman? puede leerse aquí.

2 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

¡Por fin te vemos!

Nos tenías preocupados. Y a propósito de don Mario Briceño Iragorry...Increíble eso de defenestrar su nombre de la biblioteca ¡Eso es el colmo!

Raisa Urribarrí dijo...

Hola Alí,
He estado alejada del blog, metida en mil cosas...siempre pendiente de actualizarlo, pero con poco tiempo :-( Gracias por estar pendiente!
Lo de la biblioteca...bueno ¿qué te puedo decir? Estuve por escribir un post titulado ¿Aló, Don Mario? Me conformaría conque le pusieran teléfono... Cosas veredes!