6 de julio de 2009

Hay días

Hoy me voy con un decálogo de confesiones.

1. Twitter ha hecho su efecto. Ya me cuesta escribir larguito.

2. Todavía estoy atónita por la "cobertura" que hizo Telesur del intento de regreso del presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya.

3. Me falta serenidad para realizar un análisis equilibrado de lo que presenciamos ayer en un blog destinado a estudiantes de periodismo.

4. Reafirmo mi creencia en el periodismo que busca, hurga y presenta "verdades" múltiples, siendo una de ellas la del periodista.

5. Confirmo mis dudas sobre la imposiblidad de esa tarea.

6. Temo que la reforma de la Ley de Ejercicio del Periodismo nos exponga a una mayor intemperie.

7. Telesur me recuerda a Globovisión el 11-A

8. Esa impresión alimenta una sensación de terrible tragedia.

9. Estoy abatida y profundamente preocupada.

10. Me cuestiono por publicar esto.

¿Cómo se hace? Hay días.

7 comentarios:

Luis Eduardo Bastidas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luis Eduardo Bastidas dijo...

Saludos Prof. Mis respetos
Considero muy ciertas tres de sus confesiones. En primer lugar la 7ª: ¿Cómo quedamos, como pajarito en grama? ¿A quién le cremos? Ese disco se rayó, no acepto payola. La 9ª: Comparto sus sentimientos. Y 10ª: Cuánto extraño la vieja máquina de escribir de la que sacabamos de un tirón la hoja del carro y la arrojabamos con fuerza a la papelera.
Un Abrazo!

Raisa Urribarrí dijo...

Gracias por tu comentario, Luis Eduardo. Quienes trabajan en medios comunitarios, como tú, tienen un papel muy interesante que jugar. El Reglamento vigente -lamentablemente incumplido por la mayoría de estos medios- les otorga un deber ser muy digno. Hay que bregar para que ello sea posible y no dejarse cooptar. Disculpa el tono "monseguero", pero hoy estoy así. Por cierto, este miércoles de 3 a 6 PM hayun foro en la cinemateca (Valera) sobre "Periodistas y poderes". Ojalá te puedas acercar. Saludos!

Al� Reyes dijo...

Muchas gracias por aparecer nuevamente en la blogósfera.

Tomé una imagen tuya para una de las entradas de Nuevas tecnologías. Puse un enlace para tu blog en dicha entrada.

Raisa Urribarrí dijo...

Gracias a ti, Alí, por la consecuencia. Un saludo!

Espacio Público dijo...

Querida amiga estos tiempos están difíciles pero se pondrán peores... No sabemos ya en quien creer. La doble moral es ya un descaro.

Como tú la fe la guardo para aquellos que desean exponer los hechos ante todo, contraponer verdades, sin compromisos sino con el deber de informar y con la defensa de la dignidad humana.

Pienso que la clave está en los medios alternativos, comunitarios, en línea manejados con responsabilidad y ética sin importar que colorpolítico profesen, porque la decencia humana y la ética no lo tienen.

Sé que hay esos días abrumadores donde no se sabe que paso dar y hacia donde de lo atónitos y perplejos que quedamos ante lo que vemos suceder.

Pero bueno, hace falta también detenerse un rato y procesar esa perplejidad y luego seguir palante.

Un gran abrazo con todo el cariño!

Raisa Urribarrí dijo...

Gracias y un gran abrazo también. Y sí, son días para detenerse en la perplejidad, pero también para hacer acopio de ganas y fuerzas para continuar adelante... Sé que compartimos, con much@s, esa fe. Es lo que nos mantiene.